microphones in the trees

Friday, August 29, 2014

night moves


night moves [kelly reichardt, 2013 | estados unidos]

me pregunta ana si night moves me parece una película notable sólo por el hecho de ser dirigida por kelly reichardt y también que a ella las interpretaciones, tanto de eisenberg como saarsgard o fanning, no le llegaron. si no la has visto y estás leyendo esto deberías dejar de hacerlo porque me pongo en modo SPOILER desde ya.
veamos, estoy de acuerdo en que las interpretaciones no dicen gran cosa pero no baso mi opinión de la peli por eso. si la subo un peldaño por encima de river of grassode o meek’s cutoff tiene que ver con dos cosas principalmente. una es la temática, vale, es de poco a nada objetivo que me mole el rollo green is the new red, pero sucede lo mismo con el tema animales, siempre abriré la mano a gente que plantee una historia alrededor de esos dramas. y la razón última tiene que ver precisamente en que es una película dirigida por kelly reichardt, y claro, si imagino esa peli en otras manos el rollo tiraría a sobremesa antena 3. aún siendo una peli supuestamente menor me parece un flipe como maneja la cámara esta mujer, vale, ya caigo en el rollo moñas tipo peña que defiende a dreyer, bresson o su puta madre por las movidas técnicas. pero sí, no reconocer que kelly reichardt es la hostia con una cámara en la mano es de votante del pp.
esto traducido a una explicación medianamente tangible pasaría por entender esta película como el punto de encuentro de dos formas de pensar enfrentadas en la ejecución aunque el fin que persiguen resulte el mismo.  porque por primera vez kelly reichardt no plantea una peli de personajes, o mejor dicho, de personas que te atrapan por como canalizan toda la mierda que da vueltas en su cabeza. night moves es una peli mensaje pero no al uso rollo moralina de todo a cien, es una peli con mensaje sin mensaje, es decir, no es una peli que al terminar te dé respuestas, termina y te da preguntas. una básicamente, por qué cojones cargarse el mundo a nivel corporativo es legal (vertidos, tala descontrolada, especismo, etc…) y volar una presa no? y para mi ahí está la chicha.
si bajamos al fango vemos como tanto eisenberg y saarsgard se mueven partiendo de un punto de vista egoísta hasta el asesinato. kelly reichardt omite los diálogos que darían pistas de por qué cada uno volaría una presa. se centra en que la vuelan y punto, el enfoque cobarde aparece cuando hay problemas, cuando ya ser un mártir de la causa es demasiado compromiso. sólo dakota fanning asumiría ese compromismo una vez se da cuenta de las consecuencias de volar el chiringuito. ya la misma fanning al terminar la proyección de la película en la cooperativa pregunta a la directora cuáles son las respuestas, las soluciones al horror que asola al mundo. y no se encuentran más allá de la granja ecológica cuando el dueño habla de la satisfacción personal que provoca poner bombas y de la esterilidad de una acción tan pomposa cuando ese mismo río está petado de presas.  es muy clarividente la invitación a uno de los currantes a que se asome por la ventana y se dé cuenta que cultivando alimentos orgánicos y promoviendo un consumo responsable es más fácil cambiar las cosas. me parecen también muy significativo el diálogo del desayuno de avena versus desayuno proteico con huevo o el problema que supone comprar mierda química a unos rednecks. dakota fanning supuestamente sólo aporta pelas para comprar la lancha y un activismo más de bata y zapatillas en contrapunto al activismo aparentemente firme de eisenberg o saarsgard cuando al final, cuando llega la hora de posicionarse, ambos optan por lavarse las manos, eso sí, después de haberlas manchado con sangre porque ya eso de las causas cuando le tocan a uno dejan de ser tan importantes.
y por eso me gusta night moves, porque soy capaz de meterme en la cabeza de dakota fanning  y llorar de impotencia abrazada a una barandilla porque no hay respuesta ante el apocalipsis. y si consigo meterme en su piel es por cómo kelly reichardt pasa de puntillas por el artificio y se preocupa gracias a los ángulos, pausa o música en llevarme allí.

Thursday, August 28, 2014

beachers


~ Beachers is the new project by Riga-based Daryl Worthington, formally known as Kostoglotov. ~
  
"...Pretend is an electronic ~ ambient fusion that leans toward the darker side of music. The leader of a new tribe, Beachers introduces and exposes the listener to a splattering of experimental, electronic and ambient frequencies. Experimental aspects slither into the music ~ the reversed snippet of song from a strange continent, or the paper-thin rustling somewhere in the speaker. His music is a culture that we’ve never heard of and, therefore, have never had the chance to understand. Thankfully, this is our opportunity. Strange, trippy illusions insert themselves into the music. “Pretend 1″ has a pumping rhythm that borders on techno, but the entering harmony keeps the lights on. The beat cuts out, the electronic cable severed. The blackout is complete. When it does come back, it’s joined by a strange, chanted chorus, abnormal in its churned out song...." a closer listen 

'pretend' mezcla de forma especialmente bonita y original grabaciones de campo, tape loops y electrónica minimal en cinco canciones inmutables y sin fin que se generan a sí mismas y parecen una. cada una igual que la anterior pero diferente. opacas, neutras, húmedas, monocordes, repetitivas, impregnadas de una bruma misteriosa que retumba y palpita como 'dark morse' de Je Suis Le Petit Chevalier, 'a river' de Felicia Atkinson, Ricardo Donoso, Sylvia Monnier, Robert Aiki Aubrey Lowe, Scuba Death o DSR Lines. las cinco giran en torno a progresiones graduales y a la relación de los sonidos y las atmósferas: se presentan de la manera más sencilla, van sumando ritmos repetitivos, en suspense, y terminan regresando al silencio de manera plácida. me derrito con pretend 1 y pretend 2. y con pretend 4 y pretend 5. pretend 1 roza casi el techno, un boom boom denso que hipnotiza y acaba de la forma más bonita y sorprendente posible (esos coros extraños...). pretend 2 es un collage continuo de sonidos cristalinos y sintetizadores antiguos que me recuerdan a Eric Vann y Charles Cohen. pretend 4 es relajante y sensual y tiene, no sé por qué, algo en común con Holovr de Jimmy Billingham. pretend 5 es ahora mismo mi favorita. catorce minutos que pasan volando en un crescendo que nunca estalla, y cuando parece que sí, lo hace en unas grabaciones de campo que imitan el discurrir del agua en un arroyo, diluyéndose en un loop al que se le suma otro y otro...y otro. 

Tuesday, August 26, 2014

hakobune / oliwa / former selves / panabrite


"reflection, buoyance, serenity, and wonder."

"spanning three continents, separated by the Pacific Ocean, four artists have come together to each contribute a piece to this beautiful and sprawling collection. While each piece retains its own microcosm, the four work with cohesion to take the listener through distinct stages of reflection, buoyance, serenity, and wonder. The pieces were gathered earlier this spring with inspiration from writer and photographer: Ana Cabaleiro, a main curator of the Microphones in the Trees blog. She dreamed of this gathering of sounds and so it came to be. The album features photography from fellow Microphones contributor: Marlene Parra." inner islands 

"Oliwa es ancestral y mágico. y puestos a soñar, Oliwa es la posibilidad de un split imaginario con Panabrite y Former Selves que sería ya como tocar el cielo." cuando hace casi dos años escribía estas palabras sobre 'futura' de Oliwa, no podía imaginar que se haría realidad y además en Inner Islands y con el aliciente grande de una portada caracoluda. luego, unos meses más tarde, Paul me escribía diciendo que, a lo mejor, tal vez, ese split iba a ser posible. era difícil olvidarse de una promesa así. hace unos días recibía otro correo de Sean: "i'm about to release this four-way split double cassette between Hakobune, Oliwa, Former Selves, and Panabrite. and i was hanging out with Paul who does Former Selves the other day and i asked him how this split came about. he said there was a piece you wrote on calm in trees where you mentioned that a dream split would be between Oliwa, Former Selves, and Panabrite. I guess they were inspired by that and made it happen. but it's thanks to you! i feel like you are definitely a part of this project in spirit." que te den ganas de dar botecillos cual canguro son cosas que no se pueden evitar. creo que no me hacía tanta ilusión una colaboración desde...bueno, desde 'swim trunks' y los lejanos 'plumas humeantes', 'árbore en la cresta' y 'moon jam/olelbes'. porque si hay una cinta especial y que esperaba con devoción, es ésta. imagina que existiera una peli de episodios de Gus Van Sant, Françoiz Ozon, Lukas Moodysson, Érick Zonca y Kelly Reichardt. añado uno más porque me hubiera encantado que se sumara Floating Gardens. ¿tal vez para la parte dos? ^^

 
'oceanic triangulation' es un recorrido delicado y tranquilo, una travesía entre músicos afines que va de un continente a otro en cuarenta minutos  cual exhalación. cada canción es espejo de la otra y los cambios son casi imperceptibles... si estás distraída ni te das cuenta de que están ahí. 'kakogawa' de Hakobune funciona como preámbulo y bienvenida con capas y capas de guitarras que parecen teclados. mirando al infinito, Takahiro Yorifuji construye canciones atmosféricas  profundamente determinadas por la sensibilidad oriental (conceptos japoneses: zen, minimalismo y wabi-sabi), en un sonido esquivo y al mismo tiempo envolvente, sugerente, en el que siempre parece que es invierno. decía Adrián: "si de alguien echo de menos más reseñas es de Habokune y su ambient drone de diminutas capas y paisajes que se extienden en el horizonte hasta el infinito. nanas celestiales y mínimas, casi inaudibles, que acaban por desaparecer. música trascendetal para escuchar con los ojos cerrados en la más absoluta calma." sólo sé que cada vez me gusta más Hakobune y las reseñas de Adrianus.


las canciones de Oliwa se sitúan en un mundo atemporal de leyenda. son como invitaciones a mundos misteriosos y ancestrales que se abren sólo para ti. Sebastián Oliwa, mago de la emoción como pocos hay en el mundo, te coge de la mano, te sube muy arriba en su globo aerostático y te deja entrar con él en ese espacio. el mismo en el que viven 'sleeping tortugas' de Wave Temples o 'garden music' de Inner Travels. música en la que te gustaría vivir y nos lleva a donde quiere y por donde quiere. comparte con Former Selves la capacidad para generar imágenes galácticas y de vértigo, esa forma de filtrarse a través de la piel, despacio, sin prisas,....casi en silencio. pero lo que más me gusta de 'after night, before sunrise', y valga como ejemplo del talento y duende de Sebi Oliwa, es el sonido blade runner, denso, inimitable, de su sintetizador (a partir del minuto seis muero) y la incorporación de ritmos tribales que se acercan trotones y te ponen la piel de gallina, augurio de todas las cosas bonitas y alucinantes, tan imposible enumerarlas, que pasan en 'selva primaria' (rainbow pyramid). siempre es una alegría saber que Oliwa sigue ahí, como siempre.

Paul se entrega a este split viajero con la dulzura a la que nos tiene acostumbrados. 'triangulate upon paradise' documenta un momento en el que Paul creía estar cerca de la felicidad, pero resultó ser una felicidad efímera a la que no sabía cómo llegar, ni cómo mantener. así que utilizó el recuerdo de aquellos años para encontrarla en el presente. por más que pase el tiempo y los discos, Former Selves sigue generando en mí un sentimiento de melancolía y tristeza. una tristeza inexacta, una tristeza porque sí, que nunca podría explicar. y una confianza eterna a cualquier cosa en la que asome el patuco. cada canción es la canción. 'triangulate upon paradise' sigue navengando en ese estilo musical que él mismo ha creado, con sus múltiples vericuetos, cambios, silencios y pequeñas montañas rusas. pianos suspendidos, voces difuminadas por un eco, nostalgia de ciencia ficción... o la música que oyen los astronautas cuando sueñan en el espacio. 

y para coronar tan mágica reunión, Panabrite nos regala su canción, digo composición, más bonita desde 'bathysphere suite'. y digo desde 'bathyspehere suite' porque a partir de ella todos sus discos, aún siendo preciosos, siempre me ha parecido que se alejan un poco del estilo acuático submarino del principio que tanto me gusta. aquí, para nuestro regocijo, es el Norm Chambers buzo, explorador y kosmische que apuesta por el encanto de las profundidades del mar y de la flora en general (hay pajaritos y cuencos...e improvisación cósmica). 'digest of botanicals' es, tal como sugiere el título, un compendio de ingredientes botánicos. tiene un poco de todo, el sonido burbujeante y saltarín de Jürgen Müller pero sobre todo unos sintes más kosmische y planeadores que nunca. puro equilibrismo ochentero con las teclas....hay momentos en que suenan como arpegios de guitarra. cuando empiezan las primeras notas, el eco de las gotas que caen de las estalactitas rebotando en una cueva, lo único que puedo decir es gracias. y que en nuestro microuniverso ocurren, muchas veces, pequeños milagros.

artwork: marlene parra / layout: sean conrad ~ fotolas: árbore, hoy.joy

Monday, August 25, 2014

linda perhacs


"Perhacs began making music again. In 2010, she connected with a new generation of LA musicians attuned to her vision, including Fernando Perdomo and Chris Price, both accomplished musicians and producers in their own right. The trio began recording the eclipse song, “River Of God”, and what became a new album’s title track, The Soul Of All Natural Things. The Soul Of All Natural Things, for all its apparent serenity, is also a subtly polemical album, full of exhortations to take a step out of our frantic everyday lives. “We get too far out of balance and we must find a way to get back to our polestar,” Perhacs says. “I have a deeper purpose. My soul is giving itself to the people; I want them to be helped, I want them to be lifted.

Cuando todos los síntomas indicaban lo contrario: el renacer folky de mediados de la década pasada había pasado, habíamos atendido a regresos tan improbables como deseados (Mark Fry, Simon Finn o Vasthi Bunyan) y, sobre todo, el inexorable paso del tiempo. Yo siento una especial debilidad por toda la magia que reside en muchos de esos, otrora olvidados, discos de finales de los 60 y primeros de los 70 que parecen haber capturado de forma súbita algo atemporal, inefable, un mundo paralelo que se detuvo entonces y que ya sólo reverdece en nuestra imaginación. Con Linda Perhacs la espera ha durado más de media vida, 44 años para que esta higienista dental afincada en California asomara de nuevo tras uno de los discos capitales del folk psicodélico, 'paralellograms' con su atmósfera íntima, sensual y sus silencios y devaneos abstractos.

Escuchando 'the soul of all natural things' resulta evidente que no es tanto un esfuerzo personal sino comunitario (en asthmatic kitty cuentan la historia con detalle) pero en el que perdura una visión de un mundo a bajas revoluciones. Esto es palpable es un disco lleno de armonías, más suntuoso, con bellos arreglos de cuerda como en 'river god' o la canción que da título al álbum. En cambio, 'freely', 'prisms of glass' o 'songs of the planets' parecen conectar de un modo más claro con el espíritu de 'parallelograms'. Así, entre ecos encantados que van difuminándose poco a poco, aún hoy parece que, mientras los rayos del sol se filtran a través de las hojas de los árboles, podrías toparte con Linda por las praderas y montañas de Topanga Canyon.

Friday, August 22, 2014

loren chasse


 ~ imaging a sort of sleigh to carry our 21 year old dog across an emotionally and physically tough winter landscape....~

no pierdo la esperanza de que algún día vuelva Jewelled Antler, aunque sólo fuera para juntar en una cinta todas las grabaciones que Loren Chasse deja de vez en cuando en soundcloud. 'breet's long winter's leap' es especialmente bonita.

Thursday, August 21, 2014

sean mcdonald


"a tackle both gentle, and harsh. not a push in the right direction, because there is no direction. no path, just presense. mind was altered at birth. oh, and do i say mmm? yes, all the time. behind either tears or laughter, it's all that remains. a calm, a calamity,  and then               
all there ever was.                                               
here"

recorded using all voice, with the exception of a handful of samples.



"follow up (check up) to my feelings after recording the first "tales". in need of constant reminders? sometimes.  and then you remember all there ever was, again

recorded using all voice in a woods house outside of gainesville, florida."



tengo un especial cariño por todo lo que esté relacionado con Housecraft, uno de esos sellos de confianza que no importa lo que editen, siempre está bien. todas sus cintas se caracterizan por un sonido brumoso... ese halo especial al que seguro se refiere Jimmy Billingham cuando hace poco escribía en su twitter: '2010 tape-scene nostalgia...'. es verdad que el 2010 fue la época más prolífica y fascinante para esas cintas minerales y misteriosas. es como si todas fueran compuestas justo en aquel año. Kane Pour, Knit Prism, Xiphiidae, Basked Unit, Misner Space, Jeffry Astin, Tricorn And Queue, nuestros queridos Josh Burke, Spencer Clark, Lieven Moana y sus mil y un seudónimos, nuestro querido Jonas Frederiksen como Dreamers Cloth, los sellos minúsculos... una lista inmensa, inabarcable. la música era la misma aunque pareciese diferente. cambiaba el sonido, el aura y, tal vez, una luz que hoy ya no existe. Sean Mcdonald  recoge la luz y la esencia no sólo de sus anteriores proyectos, Heat Sureens y Mannateas, sino también de aquella época dorada.

'tales of ' y 'more tales of', editadas en su propio mini sello que acaba de nacer, no es más que una constante y maravillosa  manipulación del sonido a base de loops hechos con cintas y efectos, dando cuerpo y alma a una colección de cortes vocales loopeados, filtrados, tamizados y devenidos en psicofonías casi espectrales. hay un momento indescriptible hacia el final de la 'cara a' de 'tales of'... la voz de Sean se funde con el eco de una voz femenina como la de Motion Sickness of Time Travel. sería una coral psicodélica si James Ferraro, Journey of Mind, Julianna Barwick y Rachel Evans vivieran en la selva y los destellantes reflejos del sol sobre el océano atlántico les cegara cada mañana. cánticos tribales, aroma a  Clime y Tuluum Shimmering...es increíble que se puedan hacer tantas cosas bonitas con la voz y un puñado de samples. en la 'cara b' hay trozos que me recuerdan a 'marble surf' de James Ferraro (siempre revoloteando), incluso a Peat Raamur. y en realidad quizá no se parezcan en nada. al final de la 'cara b' de 'more tales of', grabada en una cabaña en el bosque, cuesta distinguir si lo que suena es una voz humana o el ulular del viento. la magia es que han pasado ochenta minutos y despiertas con la sensación de no saber muy bien qué ha sucedido ni dónde has estado. no podría llamarlo música, sino encuentros en una exótica tercera fase. oir, o a veces simplemente intuir.

Wednesday, August 20, 2014

dolphins into the future ~ lieven martens moana

dolphins into the future ~ lievens martens moana ~ songs of gold, incandescent (edições cn, 2014) 

"presenting five simple monaural tape collages, recorded over 5 years. These are culled from my growing collection of Dedication Symphonies. The proceedings start at the edge of the continent, and ending in the Gecko’s compass. Um Tratado … is a field recording, made in the boiling waters of a Fumarole. Being a composition as performed by the Mid Atlantic Ridge. Sweeten The Mango is a tonal story, as a response to the eponymous text by H-K Trask. Grotella exhales simple movements, toned by conventional instrumentation."


a puntito de salir 'os canais' en sicsic tapes, y saboreando todavía los maravillosos 'as canções de pele' y 'complementary music 2010 - 2013' junto a Eva Van Deuren, Hannah Friese, Wietske Van Gils y Francesco Cavaliere, abrimos las ventanas de par en par para que entre la brisa desde el planeta de Lieven Martens, un planeta especial que crece y crece dando vueltas sobre los mismos parámetros. 'esta cinta no representa un álbum, simplemente puros fragmentos', field recordings que Lieven ha ido grabando a lo largo de cinco años y que podrían ser casi una ampliación de 'the bells from above' o un compendio de todos sus viajes. hay tantas cosas bonitas en este disco...nadie como Lieven aprecia la belleza de la naturaleza, de un cri cri, de un kikirikí, de un cántico tribal, del ritmo como un latido animalesco.

'ilha da culatra (for wietske van gils, 2010)' es la selva en ebullición. el cielo. en 'um tratado sobre a agua quente (short version, for floris vanhoof, 2011)' Lieven capta el sonido de las aguas ardientes de una fumarola, una mezcla de gases y vapores que surgen por las grietas exteriores de un volcán a temperaturas muy altas. tan húmeda que dan ganas de bebértela. gorgoritmos, zumbidos, trinos y burbujeos con todos los instrumentos imaginables ~arsenal acústico de marimbas, xilófonos, dulcimer y bambú. los siete minutos de  'grotella (excerpts from a hula, dedicado a la coreógrafa belga siet raeymaekers, 2013)'' son como alucinaciones, como trozos del subsconciente. los acordes levemente distorsionados parecen interferencias de algún contacto alienígena o un theremín tocado bajo el agua. 'moo (for francesco cavaliere)' es obsesiva, diferente a cualquier cosa que haya compuesto nunca. Lieven se entrega totalmente a una música torturada, sin serlo, que él arranca a las máquinas, jugando a la ouija con teclados y micrófonos para dar vida a mantras tropicales que no se parecen a nada.

'sweeten the mango (instrumental version, for haunani-kay trask, 2012)' está interpretada por un coro de alguna tribu hawaiana, y de repente se convierte en algo triste y melancólico gracias a un piano que me recuerda a una escena inolvidable de 'cría cuervos' ...y de repente suenan las campanas y los pájaros y...hay algo magnético en el sonido delfín, en las teclas que toca y en cómo manipula las grabaciones de campo. en cómo convierte lo extraño, lo inhóspito, en algo propio. y lo hace de tal manera que siempre caes rendida. puede que, dada la inmensa cantidad de discos bajo distintos seudónimos, no sea fácil desenterrar todos los tesoros de Lieven Moana. resulta abrumador el hecho de, simplemente, querer tenerlo todo, ordenarlo, asimilarlo, pero merece mucho la pena hacerlo y sumergirte en su música al menos durante un día, una semana,...